jueves, 12 de abril de 2018

Ruta de las pasarelas de Montfalcó y Congost de Mont-rebei

¡Hola! ¿Qué tal estáis? Hoy venimos a hablaros de un sitio al que fuimos el pasado jueves, 5 de abril, a pasar el día tanto nosotras como nuestros novios.

Esta aventura se ubica en nada más y nada menos que en la frontera de Aragón y Cataluña (concretamente entre las provincias de Huesca y Lérida/Lleida). Se trata de la ruta de las pasarelas de Montfalcó y Congost de Mont-rebei. La ruta comprende ambas comunidades autónomas y el río Noguera Ribagorzana es su frontera natural. ¿A que os empieza a llamar la atención? Pues seguid leyendo, que ya veréis que la cosa se pone más emocionante ^^

Nosotras tenemos la ubicación de dicho lugar a unos 200 kms de casa (recordamos que somos de Zaragoza) y es por eso por lo que nos lanzamos a pasar el día allí, ya que además vimos que haría un tiempo espléndido, y así fue. Exceptuando los primeros 10 minutos, estuvimos todo el rato los 4 en manga corta.

En nuestro caso, comenzamos la ruta en Cataluña, donde dejamos el coche en el aparcamiento de la Masieta, el cual solo cuesta la baja cifra de 5€ por estacionarlo, aunque los martes, miércoles y jueves no tiene coste alguno. Al comenzar el camino enseguida vemos que hay dos caminos, está la posibilidad de seguir el camino del embalse o la de continuarlo por arriba, el camino de las Tarteres, que es el que cogimos nosotros. Ambos llevan al mismo sitio, no tiene pérdida, por lo que esta decisión es a gusto de cada uno, o simplemente el camino de las Tarteres puede ser la única opción si hay alguna inundación.


Puente colgante y nosotras al fondo
Tras un rato caminando llegamos al barranco de Sant Jaume, el cual cruzamos a través de un puente colgante

Este puente, como imaginaréis, se mueve un poquito conforme se camina sobre él, sobre todo si lo hacemos varias personas al mismo tiempo. Al principio nos impresionó un poco pero hemos de decir que nos encantó. Algo en lo que tuvo que ver en nuestra impresión fue que, al mirar hacia abajo, se podía observar todo lo que había bajo nuestros pies, bajo el puente.

Conforme avancemos en nuestra ruta nos encontraremos con otro puente colgante.


Puente colgante


Al cruzar el puente colgante caminamos junto a las grandes rocas por el congosto. Estas rocas tienen en su mayor parte un asidero de sirga, al que podremos agarrarnos si algún punto del camino a seguir nos provoca inseguridad. A lo largo de este desfiladero entre montañas hay algunos bancos en los que nos podremos sentar (aunque alguno está demasiado al borde, motivo que puede hacer pensarlo dos veces), todos situados al borde del precipicio. Antes de dejar el congosto nos encontraremos con un tramo un poco vertiginoso, ya que es más estrecho que el resto e irregular.


A la derecha se puede ver el camino






Una vez fuera del desfiladero continuamos el camino con más desnivel, abriéndonos camino por la naturaleza; pero no sin antes divisar al fondo las pasarelas y al lado nuestra el embalse de Canelles.


Embalse de Canelles

Pasarelas al fondo

Enseguida se llega al segundo puente colgante, a través del cual se cruza la frontera, llegando así a Aragón. Seguido a esto hay, de nuevo, mucho desnivel (en la foto de encima de este texto se puede ver el monte por el que se sube hasta llegar a las pasarelas).

Una vez habiendo llegado a las pasarelas puede dar bastante respeto la altura, sobre todo para los que tienen más vértigo, pero las vistas y en general la experiencia merecen bastante la pena sin duda alguna.



Pasarelas

Vistas desde las pasarelas 

Se sigue caminando hasta que se llega a otras pasarelas, se emprende de nuevo la andada por el camino hasta que finalmente se llega a la fuente de Montfalcó, donde aprovechamos para parar a comer en un merendero bajo la sombra que la misma vegetación nos proporcionaba.


Fuente de Montfalcó

Esta ruta es de 8 kms (tan solo la ida) y cabe destacar que hay que recorrer nuevamente esos 8 kms para la vuelta, por lo que suman un total de 16 kms en el caso de hacerla entera, que es lo que hicimos nosotros. Aproximadamente, el tiempo de ida y vuelta es de unas 6 horas.

También nos parece digno de mencionar que, para la vuelta, existe la posibilidad de elegir otras opciones en lugar de retroceder todo el camino andado. Entre esas opciones está la de volver en kayak, catamarán, taxi... La idea de la vuelta en kayak rondó mucho por nuestras cabezas y la verdad es que nos hemos quedado con las ganas de experimentarlo.



Al volver nos encontramos con estos amiguitos :)
Es preciso añadir que es imprescindible el uso de ropa y calzado cómodo y llevar agua, muchísima agua, además de algún que otro bocata. Llevar crema solar tampoco estaría de más según en qué época del año (nosotras nos quemamos un poco la cara). 

También debemos añadir que, para realizar esta ruta, es conveniente estar en forma, puesto que hay demasiadas pendientes y para alguien que no esté acostumbrado al ejercicio, le puede pasar factura luego (ahí nos situamos nosotras, que al día siguiente apenas podíamos movernos, literalmente, y que aún permanecen algunos restos de agujetas).

Además, aconsejamos comenzar pronto la ruta, ya que así se aprovecha el tiempo (son unas cuantas horas de camino) y las horas más calurosas del día no pillan en pleno esfuerzo.

Por último, decir que recomendamos mucho esta ruta, tanto como por ser un sitio diferente en el que poder hacer senderismo como por los paisajes de los que vamos disfrutando a lo largo del camino.


PD: Todas las fotos que hemos publicado son hechas por nuestro grupo.



Esperamos de todo corazón que os haya gustado esta entrada que con tanta ilusión hemos compartido con vosotros :) ¿Alguno de vosotros ha hecho esta ruta? ¿Habéis hecho alguna ruta que os haya gustado especialmente? Podemos intercambiar opiniones ^^

5 comentarios:

  1. ¡Qué bueno! A mi me encantan estas caminatas, solemos hacerlas en familia (aunque habitualmente algo más cortas, por las niñas).
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Bueno ya sabéis que la ruta está en la lista de qué hacer. Lo que no sabía es que hay que pagar para el parking :O Para todo hay que apoquinar, hay que ver. Muy chula la entrada pequeñas andadoras.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta descubrir este tipo de lugares, me parece el plan perfecto!
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. nueva seguidora me encanta porque he descubierto algun rincon muy interesante! besitos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Chulísimo el sendero pero no apto para personas con miedo a las alturas como yo ^^! Un besote

    ResponderEliminar

Hola :)
Si has leído la entrada, anímate y comenta, que no comemos ^-^ Además vuestros comentarios nos hacen mucha ilusión.
Siempre y cuando hacedlo desde el respeto y la educación.
¡Saludos!