miércoles, 27 de junio de 2012

Luna, el misterio de Calenda

En esta ocasión os queremos recomendar una serie española, para quien no la haya visto: Luna, el misterio de Calenda, que ayer tuvo lugar en Antena 3 el final de temporada (esperemos que haya segunda).



En esta serie tenemos como protagonistas a Leire y a su madre Sara. Se trasladan a Calenda, para que Leire se lleve mejor con su padre y para que los padres recuperen su matrimonio, ya que se habían distanciado por el trabajo de él, David. Allí Sara ocupará el puesto de jueza del pueblo.
Una vez instaladas con el padre, ocurre algo que no podrían haberse imaginado. David desaparece y más tarde la policía lo encuentra muerto. Por lo que la serie se centrará en la investigación de su asesinato; mientras que Leire conocerá a su vecino de enfrente, que va con ella al instituto, del que poco a poco se irá enamorando.
En Calenda hay varias leyendas que dicen que existen los hombres-lobo, y alguna gente del pueblo está obsesionada con ello. Y casualmente, desde la llegada de madre e hija, en las noches de luna llena, y tras la muerte de David (también en luna llena), comienza una serie de asesinatos.
Luego hay diferentes personajes secundarios, cada uno con sus problemas.
Y qué decir del final, te deja con esta cara :O Tiene que haber segunda temporada ¡sí o sí!

Si a alguno de vosotros os interesa y todavía no la habéis visto, os animamos a verla. Además la podéis ver fácilmente en la página de Antena 3, aquí.


Si alguien la ha visto o la va viendo y nos quiere comentar, nosotras encantadas de compartir opiniones con vosotros :)

3 comentarios:

  1. A lo mejor me animo a verla más adelante. Aunque con las que veo ahora tengo suficiente xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anímate! :D Bueno, pero como es verano podrás con todas :) Tiene 12 capítulos.

      Eliminar
    2. Esta serie está muy bien jejeje :3

      Eliminar

Hola :)
Si has leído la entrada, anímate y comenta, que no comemos ^-^ Además vuestros comentarios nos hacen mucha ilusión.
Siempre y cuando hacedlo desde el respeto y la educación.
¡Saludos!